Contacto
Pastillas
¡Fábrica de bombones! Para que te conviertas en el Willy Wonka de tu familia te pasamos algunos tips para preparar platos dulces fáciles y riquísimos. Para empezar, trufas de chocolate. Derretí 200 gramos de manteca, agregales 300 gr. de avena, y 250 gramos de cacao (el mismo que usás para tus chocolatadas). Uní todo y después agregale 5 cucharadas colmadas de dulce de leche y revolvé bien. Luego lo enfriás un rato en la heladera. Con esa pasta hacé bolitas con tus manos y rebozalas en coco rallado. Podés decorarlos con nueces o lentejas de chocolate de colores!
Chocomanía: Otra receta súper fácil que podés intentar es la de “bombones de granola”. Necesitás chocolate cobertura o chips de chocolate: ambos productos se derriten a baño maría. Siempre con muchísimo cuidado y agarraderas para no quemarte, y con la ayuda de algún adulto de tu casa, derretís el chocolate y luego le agregás granola. También podés sumar pedacitos de nueces o almendras, si te gustan. Luego mezclás bien y llevás al freezer un ratito. Con la mezcla ya fría armás los bombones sobre una fuente o plato ayudándote con tus manos o una cucharita. Puede que no queden muy prolijos pero son deliciosos.
Postres con galletitas: Hay muchísimas recetas que podés hacer con galletitas: de chocolate, de coco, vainillas. Por ejemplo, chocotorta: mojás galletitas de chocolate en leche y vas cubriendo una fuente cuadrada. Luego mezclás queso crema y dulce de leche en partes iguales y vas construyendo la torta de la siguiente manera: una capa de galletitas y una de crema, y después otra vez. Ponés a enfriar y para terminar podés decorar con pedacitos de durazno, cerezas, confites, nueces, gomitas, copos de ceral, y todo lo que a vos se te ocurra. También podés probar con vainillas y flan, de la misma manera.